Las carpas para bodas en Bilbao son uno de nuestros servicios centrales, aunque nuestras instalaciones y medios se adaptan a cualquier otro evento personal o profesional.

Los clientes que quieren alquilar una carpa para su boda a menudo tienen dudas sobre cómo sentar a los invitados para que la comunicación fluya, sin dejar a nadie relegado y sin caer en fallos de protocolo.

Aunque en estos casos las familias pueden ser una ayuda opinando, a veces introducen dudas nuevas y empeoran la situación… Hoy vamos a darte un par de consejos sobre esto.

En primer lugar, ante la duda se recomiendan más las mesas redondas, porque son más flexibles para adaptarse a números de invitados distintos y a cambios de última hora.

En la mesa de los novios o mesa presidencial, normalmente rectangular y en situación privilegiada dentro de nuestras carpas para bodas en Bilbao, deben sentarse también la madrina y el padrino. Aunque estos detalles ya no son tan importantes, el protocolo clásico obliga a que los asientos de los extremos estén ocupados por hombres. La novia suele estar a la derecha del novio, la madrina junto al novio y el padrino junto a la novia.

De todos modos, el sentido común debe prevalecer sobre lo que parece “adecuado” por costumbre. Por ejemplo, sería ideal que los hermanos del novio o de la novia estuvieran en la misma mesa, pero es absurdo situarlos juntos si sabemos que hay conflictos pendientes. El alcohol y la relajación pueden hacer que la cosa estalle en el peor momento.

En siguientes entradas del blog de Klick & Go te seguimos contando cómo distribuir las mesas de una boda.